Blog

Luis Pérez Villegas

Ansiedad Generalizada: Un Sufrimiento Incomprendido

Ansiedad Generalizada: Un Sufrimiento Incomprendido

Por Luis Pérez Villegas

En el siguiente texto, haré una reflexión acerca de qué es la ansiedad, que sucede entorno a ella y al final mencionaré el papel que juega la hipnosis clínica en su tratamiento.

Ernest Becker (1973) sugirió la relación entre la ansiedad y el miedo inconsciente a la muerte, y este razonamiento tiene mucho sentido, pues la ansiedad es un mecanismo de supervivencia que normalmente activa las respuestas de lucha o huida ante un peligro potencialmente mortal.

Cuando la ansiedad surge ante una amenaza real, no puede considerarse como un “trastorno”, en todo caso es una respuesta adaptativa que podría generar la energía necesaria para preservar la propia vida.

La ansiedad se convierte en un problema cuando surge en situaciones que no ponen en peligro a la persona, alterando su vida normal y dificultando la realización de actividades importantes para la misma. Las diversas maneras en que se puede presentar la ansiedad, han dado lugar a la clasificación de los "trastornos de ansiedad”.

Mientras las fobias se caracterizan por un temor irracional dirigido a un objetivo concreto, la ansiedad generalizada es un temor irracional activado por algo más abstracto e intangible, en este trastorno la persona teme a que “le pase algo malo”, por supuesto ese algo puede adquirir muchas formas, de ahí viene su tendencia a la generalización.

La separación del estudio de la mente y el cuerpo como aspectos supuestamente independientes (“la mente la tratan los psicólogos y el cuerpo lo tratan los médicos”), pudiera contribuir a la confusión que experimentan las personas que ven elevada su ansiedad sin motivo aparente o que llegan a padecer un ataque de pánico sin tener la certeza de lo que les está sucediendo.

Mente y cuerpo tienen una permanente interacción, sin embargo la persona que sufre pánico percibe en primer plano las intensas respuestas que se producen en su cuerpo (taquicardia, dificultades para respirar o hiperventilación, tensión muscular en las extremidades, dolor estomacal, nauseas, etc.) lo que le hace creer que su malestar corresponde a un padecimiento físico.

Después de que la consulta médica y análisis clínicos descartan un origen físico del malestar, los médicos están en condiciones de informar al paciente que su condición corresponde a un episodio relacionado con la ansiedad.

Los allegados a la persona que sufre ansiedad generalizada, pueden contribuir involuntariamente al incremento de su confusión, pues al ser este un padecimiento psicológico, suelen decirle “no tienes nada, todo está en tu mente”. Y si bien es cierto, no es una enfermedad física, si es un padecimiento psicofisiológico real, y por lo tanto el sufrimiento que produce también es real.
Image

La Hipnosis en la Solución

Desde el punto de vista de la hipnosis, la ansiedad puede ser considerada como producto de una autohipnosis negativa involuntaria, las creencias negativas inconscientes que tiene la persona que está padeciendo ansiedad operan como sugestiones hipnóticas negativas.

La mejor manera de corregir esa hipnosis negativa es usar un recurso del mismo nivel psicológico como la hipnosis.

Además la única terapia psicológica reconocida por su capacidad para contrarrestar los desagradables sintomas derivados de la ansiedad es la hipnosis.
Image